“Ningún hombre conoce lo malo que es hasta que no ha tratado de esforzarse por dejar de serlo”. Clive Staples Lewis.

miércoles, 27 de marzo de 2013

LOVE BITE (2012)



Dir. Andy De Emmony

Del Reino Unido nos viene otra comedia juvenil con licántropos. En “Love Bite” Ed Sleepers es Jamie, un pobre chaval que regenta un hotel de mala muerte y que, al igual que sus amigos nerds, desea perder la virginidad a toda costa. Por otro lado tenemos la visita de una especie de cazador de hombres lobo llamado Sid (Timothy Spall) que llega al pueblo ante la continua desaparición de jóvenes, y la de una misteriosa y atractiva chica estadounidense llamada Juliana (Jessica Szohr), de la cual Jamie se enamora perdidamente. Para complicar la cosa un poco más, los licántropos de la película sólo se alimentan de vírgenes, por lo que Jamie y sus colegas tendrán otra razón extra para perder el virgo lo antes posible.
La verdad es que esta mixtura de comedia teen y hombres lobo no acaba de funcionar y todo ello viene propiciado por un guión escrito a golpe de gags reiterativos y algo torpes. Tampoco salva la función el hecho de que en la película participe el siempre eficiente Timothy Spall u otro veternao como Robert Pugh, o que se haya aprovechado la presencia de la bella Jessica Szohr (que ya había lucido palmito en “Piraña 3D” de Alexandre Ajá) para darle un toque más internacional a este modesto film inglés. En “Love Bite” hay demasiados ratos muertos y la música (que viene a cargo de Nick Green) es del todo aborrecible por lo que, tras poco más de media hora, a uno le da la impresión que está perdiendo el tiempo con un subproducto de tres al cuarto.


Sin embargo, todo hay que decirlo, el diseño de los hombres lobo de la película es mucho mejor de lo que cabría esperar (aunque se tiende a ocultar a la bestia con planos cortos y no mostrarla con total claridad) y éstas deparan un momento del todo memorable en una última y sorprendente escena de sexo (así un pelín explícito) entre licántropos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada