“Ningún hombre conoce lo malo que es hasta que no ha tratado de esforzarse por dejar de serlo”. Clive Staples Lewis.

domingo, 14 de marzo de 2010

Eclipse Total (1993)


Hoy 30 de enero, luna llena, nos adentraremos una vez más en el fabuloso mundo de los hombres lobo de la mano de Eclipse Total, telefilm realizado para el canal estadounidense HBO que dirigió Anthony Hickox, y que en algunos países como España llegó incluso a estrenarse en cines (¡!).


Esta divertimento que mezcla inusitadamente el universo X-men con las películas de acción y los hombres lobo, supone todo un festin con numerosos puntos a favor y otros tantos que nos pueden impulsar a detestarla injustamente. Y es que la película se presenta como una buddy movie llena de acción, en la que dos polis deben hacer frente a una banda de narcotraficantes que tienen tomada una discoteca. En el trepidante tiroteo que se forma, Jim (Anthony John Denison) es mortalmente herido pero debido a una misteriosa droga, no solo recuperará rápidamente su salud, si no que además se convertirá en un súper-poli capaz de sobrevivir a los tiros y a las explosiones. Max (Mario Van Peebles), aparte de andar con problemas conyugales, no ve con muy buenos ojos la nueva súper personalidad de su compañero y amigo, así que cuando este se vuela la tapa de los sesos con una bala de plata las sospechas de Max irán in crescendo. Si, todo un lumbreras el tipo. Así que investigando, investigando, el bueno de Max llegará a Adam Garou (Bruce Payne), un científico del cuerpo que pretende formar un grupo de policías “lobeznos” capaces de aniquilar el crimen de las calles. Al parecer Garou les suministra una potente droga capaz de volverles invencibles, pero como toda buena droga que se precie, ésta también tendrá unos graves efectos secundarios y un poder de adicción irrefrenable...


Eclipse Total, no es un film al uso sobre hombres lobo. En ella nuestros protagonistas licántropos tienen el poder de regenerarse y les sale unas feroces garras de los nudillos como el personaje “marveliano” de Lobezno. Incluso son vulnerables a la plata. Pero lejos de continuar con algunas similitudes con las normas más clásicas del género licántropo, nos encontramos ante un film en el que tan solo vemos una transformación completa en hombre lobo (de nuevo con un chapucero pero simpático morphing), pero... en vez de ser durante la debida luna llena, dicha transformación únicamente se dará en los eclipses lunares. ¡Tócate los huevos! Aparte, resta decir que las (medio) transformaciones de los súper-polis-lobeznos, tendrán espacio en cualquier momento del día (sea noche o no, y por lo tanto, haya luna llena o no), y vendrán condicionadas por el suministro de la droga inventada por el personaje de Garou (si no me equivoco, Garou o Loup-Garou, significa “hombre lobo” en francés).


Así pues, Eclipse Total resulta a todas luces una entretenida y original cinta de hombres lobo que merece ser descubierta por todo aquel que busque en ella mero entretenimiento. Y es que pese a algunos fallos de guión y algunas interpretaciones de lo más flojas (el personaje de Mario Van Peebles, por ejemplo, para ser el protagonista está penosamente dibujado, aunque el actor/director mexicano hace lo que puede), Eclipse Total es una pequeña gran película que espero y deseo, gane cada vez más con el paso del tiempo.


Estad atentos cuando llegue la noche y... ¡Hasta la próxima luna llena!

Título original: Full Eclipse (USA, 1993).
Director: Anthony Hickox.
Guión: Richard Christian Matheson & Michael Reaves.
Actores: Mario Van Peebles, Bruce Payne, Patsy Kensit...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada